Prestación por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave

Publicado el: 30/09/2015

El subsidio tiene por objeto compensar la pérdida de ingresos que sufren las personas afectadas al tener que reducir su jornada, con la consiguiente disminución de su salario, por la necesidad de cuidar de manera directa, continua y permanente a los hijos o menores a su cargo, durante el tiempo de su hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.


¿Qué protege y a quién?

Está destinada a las personas trabajadoras de todos los regímenes del sistema de la Seguridad Social (por cuenta ajena o por cuenta propia y asimilados) que deban reducir su jornada de trabajo para el cuidado del menor a su cargo, afectado por cáncer u otra enfermedad grave, que requiera ingreso hospitalario y tratamiento continuado de la enfermedad.

Para la consideración de enfermedades graves/cáncer se tendrá en cuenta el listado de enfermedades que figura en la Orden TMS/103/2019, de 6 de febrero, por la que se modifica el anexo del Real Decreto 1148/2011, de 29 de julio, para la aplicación y desarrollo, en el sistema de la Seguridad Social, de la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.


Requisitos para acceso a la prestación

  • Los progenitores, adoptantes o acogedores se deben encontrar afiliados y en alta en algún régimen del sistema de la Seguridad Social y deben acreditar los periodos mínimos de cotización exigibles en cada caso. (se pueden consultar los requisitos de cotización en el artículo 5, párrafo 2º del Real Decreto 1148/2011.
  • Los progenitores, adoptantes o acogedores deben reducir su jornada de trabajo, al menos, en un 50% de su duración, y como máximo un 99,99%.
  • El hijo o menor acogido a cargo del beneficiario debe ser menor de 18 años.
  • El hijo o menor acogido debe padecer cualquier enfermedad grave de las encuadradas en la Orden TMS/103/2019 que haya requerido en algún momento un ingreso hospitalario (no es necesario que en el momento actual el hijo o menor esté hospitalizado)
  • La enfermedad que origina la solicitud de la prestación debe precisar un cuidado directo, continuo y permanente de sus progenitores, adoptantes o acogedores.

Otras consideraciones

  • Las personas trabajadoras contratadas a tiempo parcial tendrán derecho al subsidio por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, cuando su jornada efectiva de trabajo sea superior al 25%. Si existe más de un contrato a tiempo parcial, se computa para el reconocimiento de la prestación el total de porcentajes de jornadas de trabajo.
  • En las situaciones de pluriactividad, podrá percibirse el subsidio en cada uno de los regímenes de la Seguridad Social en el que se reúnan los requisitos exigidos.
  • Únicamente podrá disfrutar de la prestación uno de los dos progenitores, existiendo la posibilidad de alternar la prestación mediante acuerdo entre las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras y la empresa.
  • Es imprescindible para el reconocimiento y abono de la prestación que las personas responsables del ingreso de cuotas se hallen al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • En los casos de separación judicial, nulidad o divorcio, para el acceso a la prestación es necesario que ambos progenitores estén dados de alta en algún régimen de la Seguridad Social.
  • La prestación por cuidado a menores afectados por enfermedad grave se trata de una renta exenta de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.z) de la Ley 35/2006 del 28 de noviembre del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del 29 de Noviembre)
  • Se trata de un subsidio en que no existe obligación de cotizar durante la percepción del mismo en lo que concierne a la parte de jornada reducida (por no venir impuesta en la normativa de la Seguridad Social) por lo que la empresa del trabajador ni la entidad que sea la responsable del pago de la prestación económica debe ingresar ni la cuota empresarial ni la cuota correspondiente al trabajador.

Duración

El subsidio se reconocerá por un periodo inicial de un mes (siempre que estime en el informe médico aportado), prorrogable por periodos de dos meses (siempre que se estime en el informe médico aportado) cuando subsista la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del menor, que se acreditará mediante declaración del facultativo del servicio público de salud responsable de la asistencia médica del menor.


Cuantía

La prestación consiste en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora derivada de contingencias profesionales en función del porcentaje de reducción que experimente la jornada de trabajo. Cuando la persona trabajadora no tenga la cobertura de los riesgos profesionales, será competente para la gestión de la prestación la entidad gestora o la mutua que asuma la cobertura de la incapacidad temporal por contingencias comunes.


Suspensión y extinción

La percepción del subsidio quedará en suspenso:

  • En las situaciones de incapacidad temporal.
  • Durante los periodos de descanso por maternidad y paternidad.
  • En los supuestos de riesgo durante el embarazo y de riesgo durante la lactancia natural.
  • En el supuesto de alternancia en el percibo del subsidio entre las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras.

En general, cuando la reducción de la jornada de trabajo concurra con cualquier causa de suspensión de la relación laboral.

La percepción del subsidio quedará extinguida:

  • Por la reincorporación plena al trabajo o reanudación total de la actividad laboral de la persona beneficiaria.
  • Por no existir la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del menor.
  • Cuando una de las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras del menor cese en su actividad laboral.
  • Por cumplir el menor 18 años.
  • Por fallecimiento del menor.
  • Por fallecimiento de la persona beneficiaria de la prestación.

Resolución y notificación del subsidio

La correspondiente entidad gestora dictará resolución en el plazo de treinta días, contados desde la recepción de la solicitud. Transcurrido este plazo, sin que se haya dictado y notificado resolución expresa, la solicitud se entenderá desestimada.

¿Cómo se tramita esta prestación?