"

Salud musculoesquelética

Publicado el: 13/08/2020

Nuestros huesos, articulaciones, músculos y los tejidos blandos que los acompañan forman nuestro sistema musculoesquelético. Su estado determina nuestra movilidad y nuestra fuerza.

Cuidar del sistema musculoesquelético es fundamental para minimizar posibles alteraciones en nuestras estructuras corporales, evitar dolor en músculos, tendones y articulaciones, así como para mantener un completo estado de bienestar físico, mental y social.

En general, la actividad física estimula el sistema músculoesquelético, ya que al movernos lo fortalecemos y le damos flexibilidad, sobre todo a los tejidos blandos que nutren a las articulaciones. Sin embargo, un uso intensivo, excesivo y continuado, sin el tiempo que necesita para recuperarse y autoregenerarse, puede terminar dañando nuestro sistema y desencadenar lesiones o trastornos musculoesqueléticos (TME).

Los problemas de salud por trastornos musculoesqueléticos varían. Desde molestias y dolores leves, hasta enfermedades más graves que requieren tratamiento médico. En los casos crónicos estos trastornos pueden provocar alguna limitación e impedir que la persona afectada mantenga una buena calidad de vida.

En este apartado encontrarás información, instrumentos y recursos para identificar y prevenir la exposición a factores de riesgo que originan trastornos musculoesqueléticos. También conocerás las últimas novedades legislativas al respecto y aprenderás hábitos de trabajo para poder prevenir los trastornos musculoesqueléticos desde todos los ámbitos. Además, conocerás qué son los exoesqueletos, una de las últimas tecnologías que ha llegado a las empresas, con sus mitos, leyendas y certezas.