Prestaciones para autónomos afectados por la crisis ocasionada por el COVID-19

Publicado el: 06/04/2020

 

Prestaciones incluidas en el RDL 24/2020

Publicado el: 01/07/2020
Publicado el: 01/07/2020

Esta nueva prestación es incompatible con la exención de cotizaciones que se regula en el artículo 8 de esta misma norma.

Para poder acceder a la misma, el trabajador autónomo debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Venir percibiendo la prestación extraordinaria por cese de actividad correspondiente a 30 de junio de 2020.
  • Estar de alta en el Régimen Especial el 1 de julio de 2020 y mantenerse de alta en el mismo durante la percepción de la prestación.
  • Contar con la cobertura de la prestación ordinaria por cese de actividad.
  • Tener cotizados con dicha cobertura, como mínimo, desde 1 de julio de 2019 a 30 de junio de 2020, de forma continuada.
  • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el autónomo no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello, debiéndolo de acreditar.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social el 1 de julio de 2020. No obstante, si en dicha fecha no se cumpliera este requisito, se le invitará al pago para que en el plazo improrrogable de 30 días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
  • En el caso de que el trabajador autónomo tenga uno o más trabajadores a su cargo, deberá acreditarse al tiempo de solicitar la prestación el cumplimiento de todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social que tenga asumidas. Para ello suscribirá una declaración responsable, pudiendo ser requerido por Mutua Universal para que aporte los documentos precisos que acrediten este extremo.

Se deberá acreditar con posterioridad al reconocimiento provisional del derecho:

  • Una reducción en la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos el 75% en relación con el mismo periodo del año 2019.
  • No haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros.
  • En el caso de cesar durante este periodo se computará desde la fecha del cese el último día del mes del cese y para determinar el derecho a la prestación se prorratearán los rendimientos netos del trimestre por los meses transcurridos de alta, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.

Inicio y duración de la prestación.

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020. A partir de esta fecha, podría continuarse la percepción de la prestación ordinaria por cese de actividad, siempre que se produjese la baja en el Régimen Especial y se cumpliesen los requisitos previstos para dicha prestación ordinaria, previstos en el artículo 330 y siguientes de la Ley General de la Seguridad Social, deduciéndose de la duración de esta prestación a la que se tuviese derecho el período percibido desde el 1 de julio de 2020.

El reconocimiento de la prestación se llevará a cabo con carácter provisional con efectos de 1 de julio de siempre que la solicitud se presente antes del día 15 de julio. En caso contrario los efectos quedan fijados al día siguiente de la presentación de la solicitud, debiendo ser regularizada a partir del 31 de enero de 2021.

Cuantía de la prestación.

La base reguladora de la prestación económica por cese de actividad será el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores al mes de julio de 2020.

La cuantía de la prestación, durante todo su período de disfrute, se determinará aplicando a la base reguladora el 70%.

La cuantía máxima de la prestación por cese de actividad será del 175% del indicador público de rentas de efectos múltiples, salvo cuando el trabajador autónomo tenga uno o más hijos a su cargo, en cuyo caso la cuantía será, respectivamente, del 200% o del 225% de dicho indicador.

La cuantía mínima de la prestación por cese de actividad será del 107% del IPREM en caso de tener hijos a su cargo.

Para las bases reguladoras reducidas y menores a la base mínima, en los casos que así se estime el importe mínimo garantizado será del 80% del indicador público de rentas de efectos múltiples, en el caso que el trabajador autónomo no tenga hijos a su cargo.

En aquellos colectivos que, conforme a las disposiciones que desarrollan las normas de cotización a la Seguridad Social, el autónomo haya elegido una base mínima de cotización inferior a la base mínima ordinaria de cotización para los trabajadores por cuenta propia o autónomos, no le resultará de aplicación la cuantía mínima.

Se entenderá que se tienen hijos a cargo, cuando estos sean menores de veintiséis años, o mayores con una discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento, carezcan de rentas de cualquier naturaleza iguales o superiores al salario mínimo interprofesional excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias, y convivan con el beneficiario.

El trabajador autónomo, durante el tiempo que esté percibiendo la prestación, deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de las cotizaciones, aplicando los tipos vigentes a la base de cotización correspondiente. Mutua Universal abonará al trabajador, junto con la prestación por cese en la actividad, el importe de las cotizaciones exclusivamente por contingencias comunes.

Revisión de la prestación.

A partir del 21 de octubre de 2020 y del 1 de febrero de 2021, Mutua Universal recabara del Ministerio de Hacienda los datos tributarios del solicitante, de los ejercicios 2019 y 2020, necesarios para el seguimiento y control de las prestaciones reconocidas. En defecto del acceso a esta información, el autónomo deberá aportar a Mutua Universal, en los diez días siguientes a su requerimiento:

  • Copia del modelo 303 de autoliquidación del IVA, correspondiente a las declaraciones del segundo y tercer trimestre de los años 2019 y 2020.
  • Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del IRPF del segundo y tercer trimestre de los años 2019 y 2020.

Si el autónomo tributa en el IRPF por estimación objetiva (modelo 131) deberá aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los ingresos de referencia.

Renuncia a la prestación.

El trabajador autónomo que haya solicitado el pago de esta prestación podrá renunciar a ella en cualquier momento antes del 31 de agosto de 2020, surtiendo efectos la renuncia el mes siguiente a su comunicación, pudiendo devolver por iniciativa propia la prestación percibida sin necesidad de esperar a la reclamación correspondiente por parte de esta entidad cuando considere que los ingresos percibidos durante el tercer trimestre de 2020 o la caída de la facturación en ese mismo periodo superarán los umbrales exigidos para acceder a la prestación.

 

Para realizar la solicitud deberás acceder a la plataforma online:

Publicado el: 06/07/2020

Esta nueva prestación es incompatible con la exención de cotizaciones que se regula en el artículo 8 de esta misma norma.

Para poder acceder a la misma, el trabajador autónomo debe cumplir los siguientes requisitos:

    • Estar de afiliado y de alta en el RETA o RETA-Mar durante al menos 5 meses entre el periodo comprendido entre marzo y octubre para cada uno de los años 2018 y 2019.
    • No haber estado de alta o asimilado al alta durante el periodo comprendido entre 01.03.2018 y 01.03.2020 en el Régimen General más de 120 días.
    • No haber desarrollado actividad ni haber estado de alta o asimilado de alta durante los meses de marzo a junio de 2020.
    • No haber percibido prestación alguna del Sistema de la Seguridad Social durante los meses de enero a junio de 2020, salvo que la misma fuera compatible con el ejercicio de una actividad como trabajador autónomo.
    • No haber obtenido durante el año 2020 unos ingresos que superen los 23.275 euros.
    • Estar al corriente de pago de las cotizaciones. Si no cumpliera este requisito, se le invitará al pago para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. 

Inicio y duración de la prestación.

El reconocimiento provisional de la prestación podrá solicitarse hasta el mes de octubre de 2020. Podrá comenzar a devengarse con efectos de 1 de junio de 2020 y tendrá una duración máxima de cuatro meses, siempre que la solicitud se presente dentro de los primeros quince días naturales de julio. En caso contrario los efectos quedan fijados al día siguiente de la presentación de la solicitud.

Cuantía de la prestación.

Se abonará el 70% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desempeñada en el Régimen Especial. No serán de aplicación topes máximo ni mínimo en función de las circunstancias familiares del autónomo.

Durante la percepción de la prestación no existirá obligación de cotizar, permaneciendo el trabajador en situación de alta o asimilada al alta en el régimen de Seguridad Social correspondiente. Las cotizaciones por las que no exista obligación de cotizar serán asumidas por Mutua Universal.

Incompatibilidades.

Esta prestación es incompatible con el trabajo por cuenta ajena y con cualquier prestación de Seguridad Social que el beneficiario viniera percibiendo salvo que fuera compatible con el desempeño de la actividad como trabajador por cuenta propia, siempre que los ingresos por esta actividad no superen los 23.275 euros.

Para los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, esta prestación es, además, incompatible con la percepción de ayudas por paralización de la flota.

Revisión de la prestación.

A partir del 31 de enero de 2021, se procederá a revisar todas las resoluciones provisionales adoptadas. Para ello se recabará del Ministerio de Hacienda los datos tributarios correspondientes del autónomo al segundo semestre del año 2020. En caso de no poder tener acceso a los datos obrantes en las administraciones tributarias, el autónomo deberá aportar a Mutua Universal:

  • Copia del modelo 390 de declaración resumen anual IVA del año 2020.
  • Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del IRPF del cuarto trimestre del año 2020.

Los autónomos que tributen en el IRPF por estimación objetiva (modelo 131) deberán aportar la documentación necesaria para acreditar los ingresos de referencia.

Renuncia a la prestación.

El trabajador autónomo que haya solicitado el pago de esta prestación podrá renunciar a ella en cualquier momento antes del 31 de agosto de 2020, surtiendo efectos la renuncia el mes siguiente a su comunicación, pudiendo devolver por iniciativa propia la prestación percibida sin necesidad de esperar a la reclamación correspondiente por parte de esta entidad.

 

Para realizar la solicitud debes cumplimentar el formulario de solicitud y remitirlo al buzón administrativo de tu centro más cercano.

Publicado el: 06/07/2020

Esta exención es incompatible con la prestación del artículo 9 descrita arriba y la prestación por cese de actividad (RDL 8/2015)

Los requisitos a cumplir son:

  • Estar afiliado y de alta en el RETA o RETA-Mar.
  • Venir percibiendo la prestación extraordinaria para autónomos afectados por la crisis ocasionada por el COVID-19 a 30 de junio de 2020.

Todos aquellos trabajadores autónomos que no vayan a solicitar la Prestación ordinaria de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia (Artículo 9 del Real Decreto-Ley 24/2020) y que hayan percibido la Prestación extraordinaria por cese de actividad para trabajadores autónomos afectados por la crisis ocasionada por el COVID-19 (RD Ley 8/2020), tendrán acceso a esta exención.

Mutua Universal no es competente para reconocer esta exoneración, por lo que deberá dirigirse a la Tesorería General de la Seguridad Social para solicitar la información pertinente.

La Tesorería General de la Seguridad Social ha informado que efectuará de oficio la exención a todos los autónomos y autónomas que dejen de percibir la prestación extraordinaria, mantengan el alta en el régimen correspondiente y no soliciten la prestación ordinaria (tanto la compatible con la actividad como la de cese de actividad ordinario).

En todo caso, si usted está en alta y ha percibido la prestación extraordinaria por cese de actividad hasta final del mes de junio, tiene derecho a una exención de sus cotizaciones de acuerdo con las siguientes cuantías (art. 8 RDL 24/2020):

  1.  100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.
  2.  50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.
  3.  25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

Esta exención se mantendrá en caso de percibir prestaciones por Incapacidad Temporal u otros subsidios siempre que se mantenga la obligación de cotizar.

 

Publicado el: 06/07/2020

¿En qué situación estás?

Si has percibido la prestación extraordinaria por cese de actividad durante el estado de alarma hasta el 30 de junio de 2020.

No has percibido la prestación extraordinaria por cese de actividad durante el estado de alarma hasta el 30 de junio de 2020. 

Publicado el: 06/07/2020

   

 

Prestación extraordinaria para autónomos afectados por la crisis ocasionada por el COVID-19

Publicado el: 01/07/2020
Publicado el: 19/05/2020

En base a las disposiciones adicionales Décima y Undécima del Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo, los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos que no optaron por alguna Mutua Colaboradora para la gestión de determinadas prestaciones de Seguridad Social, en el plazo establecido (hasta junio 2019),  deberán optar, para causar derecho a esta prestación,  a adherirse a una Mutua. 

Para ello, ponemos a su disposición un formulario online que le permitirá realizar en un sólo trámite la adhesión a Mutua Universal y la solicitud de la prestación extraordinaria por cese de actividad para trabajadores autónomos  afectados por la crisis ocasionada por el COVID-19.

Ha finalizado el plazo para solicitar esta prestación.