¿Cómo mejora mi salud la actividad física?

Publicado el: 18/05/2018

Lee en contenido completo en Infermeravirtual.com

Especial Actividad Física y Salud

Conoce en qué mejora tu salud la práctica de actividad física. Descubre nuestros consejos prácticos sobre actividad física, hábitos y técnicas de respiración para beneficiar tu salud.  

¡Disfruta de la actividad física y siéntete bien!


 


A más actividad física, mejor salud

A más actividad física mejor salud. Actividad y salud es un binomio casi inseparable. La actividad física tiene múltiples efectos beneficiosos: aumento del gasto cardiaco, disminución de la frecuencia cardiaca en reposo, mejora del sistema de retorno venoso y de la ventilación pulmonar, aumento del metabolismo basal (gasto calórico mínimo para vivir), del consumo de grasa corporal, del movimiento intestinal y de la producción de calor.

La actividad física previene la pérdida de masa ósea gracias a la tensión que los músculos ejercen sobre los huesos, siempre que no se produzca una fatiga muscular que acabe ocasionando lesiones articulares, óseas o musculares. Con el ejercicio también aumenta el tono y la fuerza muscular, lo que contribuye al buen estado de los músculos, que aportarán protección lumbar y favorecerán la estabilidad de la columna.

Sin embargo, la actividad física debe ajustarse a criterios individuales de intensidad y de tiempo. Algunas personas que hacen demasiado ejercicio a fin de lograr un desarrollo muscular mayor de lo normal o que realizan prácticas deportivas de forma continua y excesiva pueden acabar generando una dependencia física y emocional de la actividad física y poniendo a prueba constantemente su cuerpo


Moverse para respirar mejor

mejorar la salud

Moverse para respirar mejor. La actividad física regular tiene efectos beneficiosos sobre los diversos sistemas corporales, sobre todo sobre el sistema respiratorio, ya que mejora la ventilación pulmonar, y sobre el sistema cadiocirculatorio, porque disminuye la frecuencia cardiaca en reposo y mejora el sistema de retorno venoso. Con ello mejora también la oxigenación de las células del organismo, en especial la de las musculares, con lo que se contribuye al entrenamiento y a la tolerancia de la actividad física.

  • Mantener un peso ajustado a la altura 

Mantener un peso ajustado a la altura. Una dieta calórica excesiva sin suficiente actividad física genera sobrepeso u obesidad.

El exceso de peso, además de restar agilidad, transmite un aumento de la tensión y de la presión a las articulaciones del sistema muscular y esquelético, con consecuencias nocivas que pueden derivar en artrosis precoz y en una mayor facilidad para las lesiones del sistema locomotor.

A su vez, la actividad física hace que aumente el metabolismo celular, al aumentar las pérdidas calóricas, necesarias para bajar de peso.


Regula la eficiencia respiratoria

actividad fisica salud

¿Por qué es importante respirar correctamente? 


Durante cualquier actividad física el organismo aumenta la demanda de oxígeno para hacer frente a las nuevas demandas energéticas (el oxígeno es necesario para sintetizar el ATP (compuesto de fosfato altamente energético del cual el cuerpo deriva la su energía), que es el combustible que utiliza el cuerpo humano). Cuando la mayor parte de ATP se consigue gracias al oxígeno, se habla de actividad física aeróbica, actividad que se puede llevar a cabo durante un período de tiempo largo ya que la intensidad no es demasiado elevada.

 

Si la actividad física es tan intensa que, debido a las grandes demandas energéticas, no da tiempo a actuar al metabolismo aeróbico, es el metabolismo anaeróbico (el que no utiliza oxígeno) el encargado de sintetizar el ATP, pero entonces el organismo se fatiga rápidamente y necesita reposar para cubrir la deuda de oxígeno generado durante la actividad física. 


El hecho de que una determinada actividad sea aeróbica o anaeróbica no sólo depende de la intensidad sino también de la forma como se respira; por ejemplo, un anciano se fatiga más si va paseando y va hablando todo el rato que si está callado o, del mismo modo, se cansará más si está constipado que si no lo está. En estos dos casos, la única cosa que ha cambiado es que si habla o si está constipado la aportación de oxígeno al organismo ha disminuido y el metabolismo anaeróbico ha tenido que trabajar más de lo que es necesario, lo cual produce una fatiga superior a la normal.

Así pues, el hecho de respirar correctamente mejora la capacidad de la persona de desarrollar una actividad física de manera prolongada sin fatigarse tanto.

También hay que tener en cuenta que el hecho de respirar permite eliminar las sustancias nocivas resultantes de la actividad celular, como el dióxido de carbono. A más intensidad mayor es la cantidad de sustancias a eliminar.

¿Por qué es importante la actividad física?

La actividad física saludable realizada de forma regular mejora la eficiencia respiratoria:

  • Mejora la absorción de oxígeno cuando el aire entra en los pulmones. 
  • Mejora la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. 
  • Mejora la eliminación de deshechos provenientes de la actividad celular (como el dióxido de carbono). 
  • Mejora la fuerza de la musculatura respiratoria. 
  • Previene problemas debidos a la falta de costumbre de actividad física (hiperventilación, etc.).

 
El hecho de alcanzar estos beneficios respiratorios de la actividad física provoca una mejora de la funcionalidad, ya que se pueden llevar a cabo de manera prolongada actividades que antes solo se podían mantener durante poco rato porque eran demasiado intensas.

 


Aprende a respirar

consejos salud deporte
  •  Durante cualquier actividad física el organismo aumenta la demanda de oxígeno para hacer frente a las nuevas demandas energéticas (el oxígeno es necesario para sintetizar el ATP (compuesto de fosfato altamente energético del cual el cuerpo deriva la su energía), que es el combustible que utiliza el cuerpo humano). Cuando la mayor parte de ATP se consigue gracias al oxígeno, se habla de actividad física aeróbica, actividad que se puede llevar a cabo durante un período de tiempo largo ya que la intensidad no es demasiado elevada.
  • Si la actividad física es tan intensa que, debido a las grandes demandas energéticas, no da tiempo a actuar al metabolismo aeróbico, es el metabolismo anaeróbico (el que no utiliza oxígeno) el encargado de sintetizar el ATP, pero entonces el organismo se fatiga rápidamente y necesita reposar para cubrir la deuda de oxígeno generado durante la actividad física.
  • El hecho de que una determinada actividad sea aeróbica o anaeróbica no sólo depende de la intensidad sino también de la forma como se respira; por ejemplo, un anciano se fatiga más si va paseando y va hablando todo el rato que si está callado o, del mismo modo, se cansará más si está constipado que si no lo está. En estos dos casos, la única cosa que ha cambiado es que si habla o si está constipado la aportación de oxígeno al organismo ha disminuido y el metabolismo anaeróbico ha tenido que trabajar más de lo que es necesario, lo cual produce una fatiga superior a la normal.
  • Así pues, el hecho de respirar correctamente mejora la capacidad de la persona de desarrollar una actividad física de manera prolongada sin fatigarse tanto.
  • También hay que tener en cuenta que el hecho de respirar permite eliminar las sustancias nocivas resultantes de la actividad celular, como el dióxido de carbono. A más intensidad mayor es la cantidad de sustancias a eliminar.

 

¿Por qué es importante la actividad física?

 

  • La actividad física saludable realizada de forma regular mejora la eficiencia respiratoria:
  • Mejora la absorción de oxígeno cuando el aire entra en los pulmones.
  • Mejora la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre.
  • Mejora la eliminación de deshechos provenientes de la actividad celular (como el dióxido de carbono).
  • Mejora la fuerza de la musculatura respiratoria.
  • Previene problemas debidos a la falta de costumbre de actividad física (hiperventilación, etc.).
  • El hecho de alcanzar estos beneficios respiratorios de la actividad física provoca una mejora de la funcionalidad, ya que se pueden llevar a cabo de manera prolongada actividades que antes solo se podían mantener durante poco rato porque eran demasiado intensas.