Que puedo hacer para evitar un cáncer de pulmón

Publicado el: 03/05/2019

Lee en contenido completo en Infermeravirtual.com

Factores de riesgo modificables (factores asociados a los estilos de vida)

prevenir el cáncer de pulmón
  • Tabaco: La adicción al tabaco es la causa principal del 90 % de casos de cáncer de pulmón. 
  • Marihuana: La marihuana contiene más alquitrán que los cigarrillos. Además, se inhala muy profundamente y el humo se retiene en los pulmones durante más tiempo. Muchas de las sustancias del tabaco que causan cáncer también se encuentran en la marihuana. Es difícil probar una conexión entre la marihuana y el cáncer de pulmón porque no es fácil recopilar información sobre el uso de drogas ilegales. Además, muchas personas que fuman marihuana también fuman cigarrillos y es difícil saber cuánto riesgo es debido al tabaco y cuánto es debido a la marihuana.
  • Humo del tabaco: El humo de los cigarrillos que fuman otros contiene muchas sustancias químicas que también pueden producir cáncer de pulmón cuando se inhalan. 

Dieta: Los estudios concluyen que el consumo de frutas y verduras reduce el riesgo de cáncer de pulmón, aunque la forma en que proporcionan esta protección no se conoce.


Alimentación saludable: los grupos de alimentos

  • Contacto con carcinógenos:
    • El asbesto o amianto: Un largo contacto con esta sustancia aumenta hasta siete veces el riesgo de tener cáncer de pulmón. Existen tres fuentes de exposición: 
      • Ocupacional: es la que se relaciona con el lugar de trabajo. 
      • Doméstica: es la que afecta a los familiares de los trabajadores del asbesto debido a las fibras incorporadas en la ropa del trabajo. 
      • Ambiental: sobre todo en países donde se explota el asbesto, como Sudáfrica, Australia o Canadá.

        En los últimos años los gobiernos han prohibido que se utilice esta sustancia en productos industriales y comerciales. Se considera que, actualmente, el riesgo más elevado de exposición al asbesto es el de los trabajadores que participan en los trabajos de retirada de asbesto y el de aquellos que, durante su trabajo, encuentran amianto de improviso, en particular aquellos que trabajan en el mantenimiento y la reparación de edificios, fábricas, buques o trenes. Los trabajadores de la construcción son los que probablemente estarán más expuestos en los próximos años, ya que, durante mucho tiempo, se dieron al amianto múltiples usos y aplicaciones en el sector de la construcción.
    • El radón: Cuando el uranio se descompone naturalmente produce radón, un gas radiactivo que no se puede ver, no tiene gusto ni huele. Procedente del subsuelo, tiene tendencia a acumularse en el interior de las viviendas edificadas en zonas montañosas y ricas en uranio. Las personas que trabajan en las minas y en los túneles pueden estar expuestas al radón.

Los metales (arsénico, níquel y cromo): Trabajadores de la industria del automóvil y de la fundición de metales. Más información en: Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica 

  • Agentes causantes de cáncer en el trabajo: Otros cancerígenos (agentes causantes de cáncer) que hay en el área de trabajo y que pueden aumentar el riesgo de cáncer de pulmón incluyen: 
  • Minerales radiactivos como el uranio. 
  • Sustancias químicas o minerales inhaladas como el arsénico, el berilio, el cloruro de vinilo, cromados de níquel, productos de carbón, gas mostaza y éteres de clorometileno. 
  • Combustibles como la gasolina. 
  • Productos de la combustión del diesel.
  • Algunas enfermedades del pulmón: Algunas enfermedades del pulmón, como la tuberculosis, aumentan las posibilidades de una persona de tener cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón tiene tendencia a desarrollarse en las áreas del pulmón que tienen cicatrices de tuberculosis. 
  • Otros: La contaminación ambiental en algunas ciudades causada, por ejemplo, por los automóviles o las emisiones de las fábricas.

  
Aunque todos estos factores son importantes en el desarrollo del cáncer, especialmente el tabaco, se sabe que no todas las personas expuestas a cancerígenos desarrollarán un cáncer de pulmón, ya que sólo un 10 % - 15 % de los fumadores activos tienen uno.