"

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel 2022

Publicado el: 13/06/2022

El 13 de junio se conmemora el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de adoptar buenos hábitos frente a la exposición solar.

La exposición frecuente y prolongada a los rayos ultravioleta (UV) es la principal causa de cáncer en la piel, uno de los cánceres que más fácilmente se puede prevenir protegiéndose del principal factor de riesgo: la exposición a los rayos UV de la radiación solar.

La exposición a radiación UV puede ocasionar diferentes efectos sobre la salud: efectos agudos, como ampollas y quemaduras o enrojecimiento de la piel; y efectos crónicos, como el envejecimiento prematuro de la piel o el incremento de la probabilidad de desarrollar varios tipos de cáncer de piel, algunos muy conocidos y también de consecuencias graves para la salud como es el caso del melanoma.

Trabajos al aire libre: prevención ante los rayos UV

Hay muchas actividades profesionales que se desarrollan al aire libre en las que las personas trabajadoras se encuentran expuestas al intenso calor y a la radiación solar, especialmente en verano: agricultura, construcción, restauración, ocio o turismo, por ejemplo.

En estos casos es muy importante trabajar en la prevención y limitar, en la medida de lo posible, la exposición solar. Algunas de las medidas preventivas que se pueden adoptar para reducir la exposición a la radiación solar son: 

  • Reducir el tiempo de exposición al sol: evitando las horas de mayor insolación y permaneciendo en lugares a la sombra durante las pausas de descanso.
  • Proveer sombra en los puestos de trabajos en la medida de lo posible. Se puede hacer uso de pérgolas, parasoles, toldos u otros sistemas que protejan de las radiaciones solares a las personas trabajadoras.
  • Utilizar ropa de trabajo transpirable, holgada y de colores claros que minimice la piel expuesta: ­pantalón largo y camisas de manga larga, gorra o sombrero­.
  • Proteger la piel expuesta al sol con crema solar de factor de protección elevado y ajustado al tipo de piel de la persona. El índice de protección debe más elevado cuanto más clara sea la piel. 

Otro aspecto que no debemos olvidar es beber agua frecuentemente para evitar la deshidratación producida por el calor. Como consecuencia del cambio climático, cada vez son más frecuentes los días de elevadas temperaturas, que alcanzan nuevos máximos.

Además de todos estos consejos, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) recuerda la importancia de realizar consultas médicas periódicas y autoexploraciones cutáneas para detectar precozmente posibles cambios en la piel.


Materiales informativos

Desde Mutua Universal nos sumamos al Día Europeo de la prevención del cáncer de piel sensibilizando a nuestras empresas asociadas y personas trabajadoras protegidas sobre los efectos del sol sobre nuestra piel y la importancia de protegerse de la radiación solar, dentro y fuera del trabajo.