"
Plantilla blog

Conoce los tipos de autónomo

Temas: Autónomos
Publicado el: 25/09/2018
motivacion-horario-flexible

¿Cuántas veces te has planteado dejarlo todo para montar ese negocio que tantos años llevas pensando? Seguramente cada vez que llega el fatídico lunes. Sin embargo, no te atreves a dar el paso porque no sabes ni por dónde empezar. De hecho, es normal. Por eso, en Mutua Universal queremos encontrar la manera más sencilla de explicarte todos aquellos aspectos que alguien como tú se plantea para que, por fin, lleves a cabo tu proyecto.

Hoy queremos explicarte los 6 tipos de autónomo que existen en nuestro país. Lo más probable es que con este artículo no disiparemos todas tus dudas, pero paso a paso conseguiremos que entiendas cómo funciona el mundo de los autónomos y qué necesitas para formar parte de él. Piensa que 3,2 millones de personas lo han conseguido ¿Por qué no ser tú el siguiente?

 

Para empezar, tienes que saber que, a pesar de existir 6 tipos de autónomo, todos tienen algo en común: cotizan en el mismo Régimen de la Seguridad Social, con las mismas reglas para todos. No obstante, existen importantes diferencias en el funcionamiento de la actividad y la fiscalidad.

La clasificación que te mostramos hoy se basa en las características de la actividad que desempeñan y su encuadramiento fiscal y laboral. Empecemos:

  1. Trabajadores autónomos

Nos referimos a aquellos autónomos que gestionan un pequeño negocio que está a su nombre, generalmente desde un planteamiento de autoempleo, pudiendo tener o no a trabajadores contratados. Encontramos varias subcategorías:

  • Los autónomos que cotizan por actividades empresariales en el impuesto de actividades económicas, (desde taxistas hasta hosteleros, mecánicos, etc.) o aquellos que se dedican a la construcción o al mantenimiento. En muchas ocasiones cotizan por módulos (IRPF en régimen de estimación objetiva).
  • Artistas y deportistas.

    2.  Profesionales autónomos y freelance

Los autónomos que se dedican a profesionales liberales incluidas en el listado de actividades profesionales, se divide en dos grandes grupos:

  • Colegiados (arquitectos, abogados, psicólogos, médicos, etc.). En ocasiones no cotizan directamente en el régimen de autónomos sino a través de las mutualidades de sus Colegios Profesionales.
  • No colegiados (programadores, diseñadores, publicistas, traductores, etc.).

La situación de los autónomos de tipo 2 se suele calificar como “freelance”.

  1. Empresarios autónomos / societarios

En este bloque se encuentran aquellos profesionales con un negocio de dimensiones mayores y que tienen un mayor número de trabajadores contrataos. En este caso, el autónomo opta por montar una sociedad, lo que reduce los impuestos a pagar por los beneficios y sobre todo limita su responsabilidad al patrimonio de la sociedad.

En general, cuentan con la mayoría de la sociedad y su cargo es el de administrador, por lo que está obligado a cotizar como autónomo. Suelen tener mayoría en la sociedad y ejercen el cargo de administrador, por lo que están obligados a cotizar en el régimen de autónomos. Podríamos decir que es el resultado de un autónomo con éxito.

En sociedades mercantiles con varios socios cotizarán como autónomos aquellos que posean la tercera parte del capital social, la cuarta parte si desempeña funciones de gerencia o la mitad si está en posesión de familiares directos (segundo grado de consanguinidad).

  1. Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes

Aquellos autónomos, trabajadores o profesionales, que facturan a un solo cliente el 75% o más de sus ingresos. No pueden tener trabajadores a su cargo. Ahora están algo más protegidos aunque para ello deben de firmar con la empresa un contrato de trabajador autónomo económicamente dependiente.

  1. Autónomos Agrarios

Los autónomos que se dedican a actividades agrícolas cuentan desde 2008 con un régimen especial de cotización, el “Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios”, conocido como SETA. El importe de su cotización mensual a la Seguridad Social es algo inferior al de un autónomo normal.

  1. Otros tipos de autónomos

En este grupo incluimos una serie de situaciones particulares de trabajadores y profesionales autónomos:

  • Autónomos colaboradores: Cónyuge y familiares de autónomos hasta el segundo grado de consanguinidad que colaboren en el negocio habitualmente.
  • Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por cotizar en el régimen especial de trabajadores autónomos.
  • Los comuneros o socios de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.
  • Los socios industriales de sociedades regulares colectivas y de sociedades comanditarias.